La información y el conocimiento son la base de la formación

El pasado de Higuaín

A Gonzalo Higuaín hay quien le sigue viendo con recelo en el Santiago Bernabéu no tanto en la grada como en las oficinas. El argentino responde a la desconfianza con el mejor argumento posible, con goles, hasta el punto de que en la Liga es el único capaz de aguantar el ritmo realizador de Leo Messi y Cristiano Ronaldo, los dos mejores jugadores del mundo. Pero por muchos goles que consiga, el ‘Pipita’ nunca podrá borrar su pasado.

Higuaín no tiene la culpa de haber llegado al Real Madrid a finales de 2006 y no en 2009. Fueron a buscarle a Buenos Aires y él ha respondido a esa confianza con goles, algunos de ellos decisivos. Su aportación resultó determinante en las dos últimas Ligas ganadas por el Madrid, algo que no debería caer en el olvido en un club poco acostumbrado al éxito en los últimos tiempos.

Tiene contrato hasta 2013. Quizá su ficha sea desproporcionada en relación con lo que perciben otros compañeros que ofrecen menor rendimiento. Higuaín es de los peor pagados de la plantilla, pero ese contrató que él firmó recoge las cantidades que él aceptó. Es una cuestión de oferta y demanda. En su momento a todos les pareció bien y ahora todos transmiten el mensaje de que ese contrato se debe revisar.

Ahí es donde el futbolista y sus asesores llevan tiempo caminando en sentido contrario al club, hasta el punto de que se especula con la posibilidad de que el Madrid se desprenda de Higuaín este verano. El club lo desmiente, pero existe cierta inquietud en la afición, que sospecha que algo hay.
Las dos partes deben medir bien sus pasos. Higuaín tendrá que medir la fuerza con la que echa el pulso al club y si decide salir, deberá ser muy cuidadoso al elegir su destino. El brillo de un supercontrato económico no debería nublarle la vista deportiva. Y el club, por su parte, debería medir los riesgos que supondría vender al argentino. Nada se paga más en el fútbol que el gol e Higuaín lo tiene. Si decide traspasarlo, sería un error aceptar menos de 40 millones por él. A partir de esa cantidad sería hasta lógico desprenderse del argentino, pero aquí vendría la segunda parte de la jugada: ¿En qué delantero joven y con gol invertirían ese dinero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: