La información y el conocimiento son la base de la formación

Undiano entendió que el derribo no fue punible · “Hay contacto, pudo pitar penalti”, declaró el delantero sevillista

[foto de la noticia]

Un partido que tenía perfectamente encarrilado el Barcelona con el 0-3 pudo acabar en catástrofe para los azulgranas si tras el 2-3 en el marcador el colegiado Undiano Mallenco hubiera pitado un penalti reclamado de forma ostensible por el Sevilla por un empujón de Piqué a Kanouté.

El delantero sevillista acudió a rematar de cabeza un centro desde la derecha de Stankevicius. El central del Barcelona le puso las manos en la espalda y el ariete de Mali cayó al suelo. El colegiado entendió que el empujón no fue suficiente como para derribarle. Kanoute, al término del partido, entendió que la jugada fue punible: “Hay contacto y pudo pitar penalti”.

A %d blogueros les gusta esto: