La información y el conocimiento son la base de la formación

Una finca del nordeste de Argentina tiene entre sus habitantes a un extraño cerdo, cuyo pelaje parece piel de oveja y el animal debe ser esquilado para que no sufra calor.
El animal, cuya lana es de color cobrizo, tiene un año y es criado en una finca a las afueras de la ciudad de Esquina, provincia de Corrientes, 600 kilómetros al nordeste de Buenos Aires.

“Si no lo veo, no lo creo”, dijo el jefe de Bromatología de Esquina, Héctor Rebechisi, tras examinar al puerco, al que calificó como “un capricho de la naturaleza“.

La familia propietaria del cerdo dijo que en el verano tiene que esquilarlo porque el animal sufre mucho calor.

Fuentes:20 minutos.

A %d blogueros les gusta esto: