La información y el conocimiento son la base de la formación

Turismo en España

 

                                                        Playa de Almuñecar (Costa Granadina) 

Turismo:

España es un país turístico, acudiendo millones de turistas todos los años atraídos por sus playas, el abundante patrimonio artístico del país, y la variedad de ofertas gastronómicas, además de ser una de las naciones más bellas y ricas en patrimonio cultural del mundo por su amplia variedad de destinos turísticos.

Desde 1960, España ha experimentado un gran desarrollo en este sector y hoy en día es una de las grandes potencias turísticas del mundo. El auge turístico español en los años setenta estuvo motivado por factores externos (como el incremento del poder adquisitivo de la clase media) e internos (su bajo coste, las mejoras de las infraestructuras, la amplitud de la demanda interna).

El turismo, a día de hoy, es una de las bases principales de la economía de España. En décadas anteriores se promocionaba casi exclusivamente el turismo de sol y playa, a lo que contribuía (y contribuye) un clima bastante más cálido y soleado que el de otros países europeos. Las temperaturas en verano suelen variar entre los 20 y los 40º y muchas regiones tienen más de 300 días de sol al año, con veranos generalmente secos. Muchas localidades costeras, especialmente en la Comunidad Valenciana, se encuentran repletas de hoteles, restaurantes y apartamentos gigantescos al pie de la playa. Sin embargo, este turismo de sol y playa tenía problemas, como la excesiva estacionalidad: la demanda principal se daba en meses específicos (verano) y decaía enormemente en otros, lo que hacía que muchas empresas dedicadas a el sector se desestabilizasen en las épocas frías de invierno.

El norte de España tiene un clima algo más fresco y húmedo. Muchos españoles y extranjeros se sienten atraídos por el Camino de Santiago o las fiestas de San Fermín. Hay tanto acantilados, como playas tranquilas y apartadas. Esta zona combina turismo rural con grandes arenales con buenos climas en verano como en las Rías Baixas gallegas. La principal causa del turismo en el norte del país es la belleza de la (geografía, rias gallegas; costa cantábrica; etc) y la variada y rica gastronomía.

La gastronomía española es amplia y variada, con platos tan típicos como la paella, el cocido madrileño, la fabada, el jamón ibérico, el marisco, pescado, y en genaral la gastronomía gallega y las tapas. El aceite de oliva, del que España es el primer país productor, se emplea en una gran variedad de platos, y es muy apreciado en otros países.

En los últimos años ha crecido el interés por el turismo cultural en España.

  

Artículo publicado el 19/03/2010:

El turismo alemán sigue prefiriendo España pero remite un 11%

Aunque bajó el número de turistas alemanes, su gasto en vacaciones sólo ha caído un 3%

“En Baleares el turismo es un asunto de Estado”, dijo en Berlín el Presidente del gobierno balear, Francesc Antich. Su Consellera de Turismo, Joana Barceló explicó a este diario que, “sumándolo todo” el turismo representa “cerca del 80%” del PIB de la comunidad autónoma. Los alemanes, que con 3,6 millones de turistas llegados por vía aérea, representan el 32% del aporte turístico anual balear, han encogido su presencia un 10%, frente al 16% de los británicos. En Canarias la caída es el 10% y el 15,6%, respectivamente, explican fuentes del sector español que acudieron a la 44 edición de la Feria de Turismo de Berlín, la mayor del mundo, que este año tuvo como invitada a Turquía, la gran competidora de España en la industria del turismo barato.

Según la estadística local, el sector turístico alemán sólo se ha encogido un 3%, bien por debajo del 12% registrado en sectores como el químico o del 26% de las artes gráficas. Los alemanes, que apenas han sentido la crisis, se gastaron el año pasado 21.000 millones de euros en vacaciones. El 40% de ellos hicieron turismo en Alemania. España, Italia y Turquía, un país que está destrozando su litoral siguiendo el mal ejemplo español, son sus destinos preferidos en el Mediterráneo.

Aunque el frenazo alemán haya sido modesto, en España ha supuesto una caída del 11,3% respecto a 2008, según cifras de la Oficina Española de Turismo. Alemania envía anualmente a España, su primer destino de turismo extranjero, entre ocho y diez millones de turistas. El año pasado fueron 8,9 millones, lo que representan un 17,1% del total. España recibió un total de 52,2 millones de turistas en 2009, un 8,9% menos que el año anterior. Alemania es el segundo emisor de ese volumen, por detrás del Reino Unido.

“Estamos muy agradecidos a Alemania por ese aporte, y estamos muy contentos de que a la Canciller Angela Merkel y al Ministro (de exteriores Guido) Westerwelle), les guste tanto España”, dijo José Luís Rodríguez Zapatero en su última visita a Alemania, el uno de marzo en Hannover, en una declaración quizá excesivamente azucarada para los oídos locales. Zapatero dijo que España está, “mejorando su infraestructura turística”. El mensaje de Antich en la feria berlinesa, fue idéntico, “nos vamos a esforzar por reinventar nuestra oferta turística”, dijo el President.

Convertida en un poder fáctico en Mallorca, donde tiene su base, la compañía aérea alemana Air Berlín, “aumentará un 9% su capacidad hacia Mallorca, incrementando de tres a cuatro los vuelos diarios que comunican Berlín y Dusseldorf con Palma”, anunció Antich. Baleares creará una “plataforma digital” que permita ver toda la oferta turística de las islas “on line”, y a la que el Govern ha dedicado 12 millones de euros.

“Fuimos los primeros en el turismo de masas y queremos ser los primeros en tecnología”, dijo Antich. Preguntado si la crisis será aprovechada para poner coto a la urbanización especulativa que ha caracterizado el desarrollo español y balear del último medio siglo, el President mencionó las 1600 hectáreas de nuevas urbanizaciones en territorios con condiciones de espacio natural que se han echado atrás, la remodelación de la playa de Palma y los mayores énfasis que se pondrán en trabajos de rehabilitación para reconducir las energías del sector de la construcción. Por su parte, la Consellera Joana Barceló llamó la atención contra la dinámica de abaratar precios cediendo a las presiones del mercado en el marco de la crisis. “No podemos competir únicamente con los precios, las bajadas excesivas de precios no son deseables”, dijo.

 

Para ampliar la información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Turismo_en_Espa%C3%B1a

A %d blogueros les gusta esto: