La información y el conocimiento son la base de la formación

Londres

                                                             Londres

Londres  es la capital de Inglaterra y del Reino Unido. Situada a orillas del río Támesis en el sureste de la isla de Gran Bretaña, su establecimiento se data más de dos milenios atrás, fue fundada alrededor del año 43 por los romanos con el nombre de Londinium. El corazón de la ciudad, la antigua City de Londres, todavía conserva sus límites medievales, pero, al menos, a partir del siglo XIX, el nombre de “Londres” también ha denominado a la metrópoli que ha crecido a su alrededor. Actualmente, esta aglomeración conurbana forma la región de Londres de Inglaterra y el área administrativa del Gran Londres, con su propio alcalde y asamblea. En el Gran Londres se encuentran cuatro lugares distinguidos como Patrimonio de la Humanidad: la Torre de Londres; el asentamiento de Greenwich; el Real Jardín Botánico de Kew; y el lugar comprendido por el Palacio de Westminster, Abadía de Westminster y la Iglesia de Santa Margarita.

La población de Londres está formada por un amplio número de etnias, culturas, y religiones, además en la ciudad se hablan más de 300 lenguas. En 2007 la población oficial era de 7,512,400 en el área del Gran Londres. El Área Urbana del Gran Londres, la segunda más grande de la UE, tiene una población de 8,278,251 y el área metropolitana tiene una población estimada de 12 a 14 millones de personas. La red de transporte público, administrada por Transport for London, es una de las más extensas del mundo, y el Aeropuerto Heathrow es el aeropuerto con mayor trafico internacional por volúmen de pasajeros de Europa.

El Támesis, un río navegable, cruza la ciudad actual y la divide en dos mitades. El río tuvo una gran influencia en el desarrollo de la ciudad. Londres fue fundada en la orilla norte del Támesis y, por muchos siglos, hubo un único puente en la ciudad, el puente de Londres (London Bridge). Como consecuencia, la principal y más histórica zona de Londres es la de la orilla norte del río, donde también se encuentran la mayoría de las atracciones turísticas, cines, teatros, salas de conciertos, galerías… Cuando se construyeron más puentes en el siglo XVIII, la ciudad se expandió en todas direcciones.

Londres tiene un clima templado oceánico, con veranos raramente calurosos (temperatura media de julio: 18 °C), así como también raramente se ve un invierno muy severo (temperatura media de Enero: 6º). En verano, las temperaturas raramente ascienden a más de 33 °C, aunque las altas temperaturas se han vuelto recurrentes. La temperatura más alta registrada en Londres fue de 38,1 °C en la ola de calor de 2003. Londres es la ciudad de Europa más contaminada, a pesar de tener una gran extensión y grandes áreas verdes, las industrias y los automóviles emiten gran parte de los gases contaminantes de las Islas Británicas.

 

A %d blogueros les gusta esto: