La información y el conocimiento son la base de la formación

Cuando se cumple una semana del devastador terremoto que ha reducido a escombros la capital de Haití, el caos, la falta de ayuda y los cadáveres que se amontonan en las calles o son enterrados en fosas comunes son el día a día que se vive en la ‘zona cero’ que ha dejado el seísmo. La ayuda humanitaria a los damnificados ya fluye con más intensidad después del inicial caos, aunque la magnitud de la tragedia hace aún difícil el acceso al agua, alimentos y asistencia médica para los miles de heridos.
“La logística está aumentando su potencia, aunque sigue siendo prioritario seguir salvando a los heridos que necesitan urgente asistencia médica”, ha señalado Elizabeth Byrs, portavoz de la oficina de coordinación humanitaria de la ONU, OCHA. El número de equipos de rescate procedentes de numerosos países ha aumentado hasta los 52, con un total de 1.820 trabajadores y 175 perros especializados, y en la semana transcurrida desde que la tierra tembló, han logrado sacar a 90 personas con vida de debajo de los escombros en Puerto Príncipe.

Fuente:Ideal

A %d blogueros les gusta esto: