La información y el conocimiento son la base de la formación

Cliserie

Es una distribución escalonada de tipos de vegetación diferentes, los cuales están determinados por variaciones en el clima.

Existe de dos tipos: altitudinal (sucede debido a las variaciones de temperatura relacionadas con la altura en el clima de montaña) y latitudinal. En la cliserie altitudinal se distinguen cuatro pisos según su altura: basal, montano, subalpino y alpino, situados a diferentes alturas y con diferentes espesores según las distintas montañas y orientaciones.

Así las especies se van sucediendo desde las menos resistentes al frío a las que presentan mayor tolerancia a las bajas temperaturas, con más necesidades de agua y adaptadas a peores suelos. Un secuencia de vegetación arbórea típica comienza con los robles en las zonas más bajas, seguidos de hayas y abetos, terminando en los pinos negros, tras los cuales no aparecen más árboles. Más arriba de este nivel aparecen matorrales y luego especies herbáceas muy resistentes al frío como el edelweiss, tras los cual la vegetación desaparece porque nos encontramos con nieves perpetuas.

A %d blogueros les gusta esto: