La información y el conocimiento son la base de la formación

El Sevilla venció por 1-3 al Stuttgart y casi certificó su presencia en los octavos de final de la Liga de Campeones. Squillaci, por partida doble y de cabeza, abrió y cerró la cuenta de los nervionenses, mientras que Navas anotó el 0-2.

gooool

 

LAS CLAVES

  • Una defensa pétrea La zaga sevillista realizó un partido soberbio. Extraordinaria labor de sus dos centrales y gran trabajo de los laterales. Los atacantes alemanes acabaron desesperados.
  • Pegada de grande Una seña de identidad de este Sevilla, como se viera en San Mamés e Ibrox Park. Si aciertas a la primera le comes la moral al rival y este Sevilla no conoce la palabra perdón.
  • Un rival inconsistente El Stuttgart apretó a ratos. Con empate a cero y cuando ya perdía por 0-3. Así no se puede pretender llegar muy lejos en Europa, y así les va en la Bundesliga

 

LO MEJOR

Squillaci

Se le paga por defender y lo hace de maravilla -por algo es internacional con Francia-, pero si encima mete dos goles pues apaga y vámonos.

 

LO PEOR

Schieber

El delantero germano realizó un flojísimo partido y no estuvo a la altura de sus compañeros. No respondió a la confianza que le dio Babbel.

 

A %d blogueros les gusta esto: